Vamos a comernos el mar

Tras haber probado su magnífica ensaladilla rusa, conociendo su trayectoria profesional y después de leer y escuchar tantos piropos hacia la cocina de Vicente Patiño, teníamos claro que Saiti debía ser una de nuestras siguientes visitas. La noche que por fin pudimos probarlo, después de degustar su menú y algún entrante de la carta que no quisimos perdernos, esta sensación fue la que nos invadió: nos acabábamos de comer el mar.

Ensaladilla rusa de Saiti

Lo que más nos gustó de hablar con Vicente tiempo después fue que nos contara que su máxima es lograr que los comensales que pasen por su local sepan reconocer perfectamente dónde están comiendo, en este caso, en el Mediterráneo. Nos quitamos el sombrero, chef, nosotros así lo sentimos, y los platos que probamos nos hicieron disfrutar de esa sensación. Las navajas estaban deliciosas, la manera de presentar las clóchinas, la más original que hemos visto nunca.

Navaja de Saiti

Su carta nos anuncia que lo que vamos a encontrar en Saiti es una “experiencia para el paladar”. Vicente nos cuenta que él es mediterráneo 100% y que por ello en esta, su casa, el 90% de su cocina es “mar puro y duro”. Lo ideal es decidirse por una de las dos opciones de menú, el menú Saiti, con cinco entrantes y un postre con un precio de 25 euros, o el menú VP, cinco entrantes, pescado, carne y postre, por 35 euros. Un ejemplo del primero incluiría ensaladilla rusa, consomé frío de caballa y hongos, ceviche de navajas y boniato, sardina a la brasa con merengue de tomate helado y clóchinas con apio y codium.

Vicente Patiño. Saiti
Junto al menú, las saiti-cocas merecen una mención especial. Las hay de alga, berenjena, capella y allioli; de steak; y de anchoa y tomate confitado.

Saiti

Además de la comida, Saiti tiene otro punto muy atractivo: el propio local. Empezando por el suelo o los elementos de madera, continuando por el llamativo mural de una de las paredes o la enorme fotografía de la entrada, y terminando por esos grandes libros de temática gastronómica que se apilan en la estantería a la derecha de la sala: “La cocina de Santi Santa María”, “Els nostres menjars”, “Un día en el Bulli”, “Noma. Tiempo y espacio en la cocina nórdica”; “Eneko Atxa. Azurmendi”; etc.

Saiti

Y un último apunte. Aunque nosotros no lo hicimos, puede ser interesante pedir cenar en la barra, para desde allí, poder ser testigos del ritmo frenético de cocina.

Vicente Patiño. Saiti

Saiti. Calle Reina Doña Germana, 4, Valencia.

Horario: domingos cerrado

Anuncios

2 pensamientos en “Vamos a comernos el mar

  1. Pingback: Probando Askua en Valencia Cuina Oberta | Gourmetvalencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s